estamos en: » inicio » noticias » campeonatos nacionales » copa de españa de quad resistencia 2003

Copa de España de Quad Resistencia 2003

Ravós de Terri (Gerona)

Artículo publicado por Pablogueb Friday, 01 de January de 1999, a las 00:00 C.E.T.
Mas información

TODO CAMBIÓ EN RAVOS DE TERRI
Sin incidencias resaltables, la carrera trascurrió de manera correcta en un circuito bien planificado y muy rápido.

El equipo Trivimón gana en casa y suma 25 puntos muy importantes para esta Copa de España de Quad-Resistencia

En un circuito cubierto de un barro muy fino, casi arcilloso, se daba la salida el pasado domingo 21 de Septiembre a la cuarta prueba del Campeonato de España de Quad Resistencia. Puntualmente se juntaban todos los equipos en los entrenamientos para una rápida toma de contacto con el nuevo circuito, que se había creado especialmente para esta prueba, y del que es muy posible ahora ya no quede nada. Una vez terminada la prueba, la pista se convertía de nuevo en los campos de cultivo que en la semana anterior a la prueba había tomado forma de circuito de resistencia. Mucho trabajo para que los sembrados de maíz dieran lugar a un circuito perfectamente planificado y diseñado, en el que pilotos y aficionados disfrutamos de lo lindo.

Después de los fiascos en las carreras de Resistencia celebradas en esta Copa 2003, en Rabos un primer vistazo a las instalaciones antes de la carrera, mostraban apariencia de buena organización que tranquilizaba nuestros ánimos. Esperando que esta y la próxima prueba en Logroño logren limpiar la imagen de esta Copa de España de Quad Resistencia 2003.

Durante los entrenamientos el público disfruta de un Box abierto a todos los curiosos que quisieron darse un paseo entre el trajín de equipos que afinaban y preparaban sus mecánicas. La tensión e interés iba en aumento, mientras se acercaba el esperado pistoletazo de salida. Éste se daría a las 11:10 de la mañana, tras juntar y colocar todos los quad para la salida tipo Lemans que caracteriza a estas pruebas. Desgraciadamente una equipo había dicho ya adiós a la carrera, nuestros quadtreros del dorsal 25 Makus y Arlgas habían gripado el motor tras correr dos vueltas en los entrenamientos matinales.

En la salida se alineaban los quad al lado derecho, comandados por el 660 de Ullastres-Petit que había conseguido el mejor tiempo en los entrenamientos cronometrados, y que con una buena salida sería una gran ventaja que el equipo supo aprovechar y mantuvo durante la primera hora de carrera. A su lado aparcaba el Suzuki 400 de David Martínez Cotton y Oscar Hermida que harían una buena salida logrando conservar el tercer puesto largo rato. Abril y Bosch colocaban su Predator en tercera posición y a su lado se encontraba el 660 de Trivimón.

Las primeras vueltas se rodaba despacio, con mucho cuidado y extremando precauciones, mientras el humedecido barro que cubría la pista era barrido por los neumáticos de los quad. Como si de una carrera sobre hielo se tratase, los quad salían derrapando demasiado en cada curva, mientras los pilotos intentaban contrarrestar el giro con un extremo contravolante. La solución pasaba por restar velocidad en cada giro, siendo las primeras vueltas un paseo continuo de quad luchando contra el medio, en dónde pilotos y máquinas no podían demostrar todo su potencial. Mientras todos separábamos que el barro fuese barrido de la pista y el espectáculo se mostrase en todo su esplendor. No hubo que esperar demasiado. Pasados 20 minutos, la pista mostraba otro aspecto y los neumáticos comenzaban a traccionar y se agarraban al terreno duro que aparecía bajo el barrillo arcilloso. Tan solo habrían de preocuparse los pilotos de mantener el rápido ritmo de carrera y sobre todo extremas las precauciones en el paso por cronometraje en donde se habían colocado varias alpacas de hierba muy juntas para provocar el paso de los quad de uno en uno, lo que provocó más de un problema a todos los pilotos. Pero de esta manera, además de facilitar la lectura al transponder, los jueces podían seguir las vueltas de cada piloto a mano para que la clasificación final estuviese respaldada también por el hombre, además de la máquina.

foto Jordi MotaRápido, muy rápido. Así se rodaba en Ravos de Terri. El ritmo trepidante marcado por la pareja Ullastres-Petit durante el primer tercio de carrera, marcaría una distancia importante sobre sus perseguidores, que desde 100 metros de distancia seguían al único quad que aun conservaba sus colores libres de barro tras rodar delante en todo momento. El grupo perseguidor era dirigido por los equipos Quad Racing y Trivimon, que junto a los primeros, serían los seis pilotos que dirigirían la carrera de principio a fin, dominando con diferencia durante las tres horas de esta carrera de resistencia.
Llegados a la mitad de carrera, la lucha continuaba por el primer puesto, en un circuito que se mostraba ya duro y rápido, pero conservando una pista bastante lisa, sin bañeras ni baches importantes. Nuestros seis protagonistas continuaban delante, pero se había producido un relevo, el Yamaha Raptor de Ullastres-Petir había pasado al tercer puesto, mientras que el de Jordi Llinas y Joset M. Prat rodaba en cabeza, seguido por el Polaris Predator de Jordi Serra e Iván Lorenzo en segundo lugar. En una hora y media de carrera se habían completado ya 40 vueltas, cuando el equipo Trivimón había marcado ya la que sería vuelta rápida al circuito en 2:11 a casi 63 km/h de media.

A falta de media hora para el término de la prueba, en cabeza todo seguía igual, la lucha Trivimón / Quad Racing / Ullastres-Petit continuaba a buen ritmo, marcando velocidades medias que rondaban en cada vuelta los 60 km/h. Con una vuelta perdida Jordi Abril e Ignasi Bosch conservaban la cuarta posición que hacía una hora habían arrebatado a la pareja Teo Viñarás-Rafael Gómez, tras sufrir éstos una rotura en la rótula de dirección de su flamante Yamaha YFZ 450 blanco se despedían de toda opción a podio al perder 8 vueltas mientras reparaban y caer hasta el puesto 29. En quinta posición se encontraban Puig y Cucharrera con su GasGas 450 que aguantó el tirón logrando conservar esta posición hasta el final de carrera. Rodaban con 61 vueltas en sexto, séptimo y octavo lugar tres Suzuki LT 400, delante el de Jordi Solé y Marc Gorsas, tras ellos los franceses Marc Gobert y Joan Fort, e inmediatamente detrás, en Octavo lugar los gallegos Oscar Hermida y David Martínez Cotton que se presentaba en Ravos de Terri sin Ricardo Escudero. Éste, tras su accidente en la carrera de EEUU sería la gran ausencia en la carrera. Su compañero David lucharía en solitario por los puntos para la clasificación general de la Copa, pero un pequeño accidente del piloto que le precedía en el paso por el traspondedor dejaría muy retrasado en clasificación, perdiendo unos puntos que serán muy importantes para la clasificación final el mes de Diciembre en Logroño.
Gran remontada del equipo Roca-Avendaño que después de rodar en el puesto 16 al finalizar la primera hora, pasó a un octavo puesto final, apurando el crono en el último momento.
JL Álvarez, Carlos Romero, Jordi Saborit, Pegregá, Juan Irigoyen, Ricardo Bazán... son algunos de los nombres que sufrieron problemas: mecánicos, eléctricos, pinchazos, reventones, vuelcos, accidentes y demás percances que dejaron sus monturas fuera de carrera, o entre los puestos más bajos de la tabla.

trabajando en el Box. Foto Jordi Mota

Finalmente se completaron las tres horas de resistencia en Ravós de Terri y la clasificación sufrió pocos cambios. Campeones tras dominar la práctica totalidad de la carrera el equipo TRIVIMÓN que ganaba en casa logrando completar 78 vueltas y conseguía unos más que importantes 25 puntos para la clasificación de esta Copa de Resistencia. Segundos el 660 de Ullastres Petit y terceros Quad Racing con Jordi Serra y Iván Lorenzo sobre Polaris Predator. Cuartos Jordi Abril e Ignasi Bosch que entrarían con una vuelta perdida (77 vueltas completadas) y quintos Víctor Puig y Jesús Cucharrera, que con GasGas 450 harían 75 vueltas completas.

En limitados José Peña y Julián Polo triunfaban en su categoría, logrando colocarse en el puesto 24 de la general con 67 vueltas completadas. Dos vueltas respecto a éstos perderían el polifacético FJ García y el jovencísimo Joel Álvarez que han realizado un gran trabajo terminando en el puesto 27 de la general.
La categoría limitados esta sufriendo un grave retroceso que hace peligrar su mantenimiento en competición por falta de participación. Esperemos que los cambios que la Fed. Española de Motociclismo incorporará el año que viene, logren potenciar y despertar de nuevo una categoría que puede convertirse en le único medio de acceder a las carreras para los pilotos más modestos y para todos aquellos que empiezan.

De esta manera la clasificación general de la Copa de Quad Resistencia 2003 queda con cuatro equipos con opciones al campeonato, entre los que claramente se decidirá el podio final. Dos equipos parten como claros favoritos con una importante ventaja de puntos en Logroño. Ullastres-Petit con 85 puntos siguen liderando la clasificación con este merecido segundo puesto en Girona. El segundo puesto es ahora ocupado por el equipo Trivimón (Prat y Llinas) que suman 25 puntos y se colocan con 81 en la general. Al segundo puesto asciende desde el tercero Igansi Bosh y Jordi Abril que se colocan con 78 puntos y grandes opciones a la victoria. Y en cuarto lugar todavía con opciones a podio David Martínez Cotton en solitario tras conseguir 10 puntos en Ravós de Terri y sumar 70 pasando de segundo a cuarto. Su compañero Ricardo Escudero con 60 puntos cierra la clasificación de los cinco que aun tienen alguna opción en esta Copa de Resistencia 2003.

PODIUM SUPERIORPODIUM LIMITADOS


Comentarios

  • © Quadtreros.com
  • Tiendadequad.com
  • ProductosUsados.com
  • Quadtreros.net
Contacto - Aviso legal - Política de Privacidad - Información sobre seguridad
Diseño web Netfila