estamos en: » inicio » noticias » noticias » el dakar, más que una carrera es una dura aventura para los pilotos más rezagados.

Agenda Quadtrera

«»

Noviembre de 2019

LuMaMiJuViDo
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

El Dakar, más que una carrera es una dura aventura para los pilotos más rezagados.

El Caballero Negro se encuentra más cerca de conseguir realizar su sueño de terminar el Dakar superando la primera semana de esta edición 2015

Artículo publicado por berta Sunday, 11 de January de 2015, a las 00:00 C.E.T. Mas información

Como ya hemos dicho muchas veces, el Dakar es duro, muy duro. Duro para el piloto y para la mecánica del quad. Sin desmerecer las otras categorías, queda bastante obvio viendo las imágenes de la televisión y/o vídeos por Internet, que la categoría de Quads es la más dura de todas, bien sea porque se disputa individualmente o porque su conducción es más cansada que la de una moto, sin tener en cuenta ya del riesgo del piloto de quads respecto a coches o camiones.
 Nadie le dijo a José Luís Espinosa que el Dakar fuera a ser fácil. Seguramente este es el principal motivo por el que hay una larga lista de inscritos a principios de año para realizar la próxima edición del rallye. Una lista de la que la organización tiene que eliminar un buen número de pilotos al ser demasiado larga, escogiendo a los elegidos bajo su propio criterio, sea o no justo para muchos de los que se quedan sin poder ir.
Entre los pilotos admitidos está claro que hay una gran diferencia entre el profesional, con el apoyo de una marca oficial, o el aficionado que tiene que luchar durante todo el año para conseguir ir, y cuando está allí tiene que luchar para poder terminar. A la organización está claro que no le interesa “arrastrar” a todos los pilotos una etapa tras otra: Dakar significa dureza, pero este año la criba ha sido muy pronto y a menos de medio Dakar sólo quedan la mitad de quads de los que partieron de Buenos Aires. No nos olvidemos que un total de 50 vehículos no pudieron tomar la salida tan sólo en la etapa 3.

Pasan los días y se busca todo tipo de estrategia para poder seguir a delante. Este año se habla mucho del compañerismo y la humanidad de muchos pilotos que se pararon a ayudar a otros participantes que se encontraban por el camino, deshidratados. Todos estos pilotos, los que siguen en el Dakar acumulando una cantidad de horas, falta de sueño, cansancio son los auténticos aventureros del Dakar:
  • Éstos que no salen de los primeros y se comen todo el polvo de los que van encontrando en el camino
  • Éstos que se encuentran los caminos más rotos
  • Éstos que corren el riesgo de ser arroyados, aplastados, por los coches que no tienen ningún miramiento para los otros participantes que se encuentran en carrera. Ellos son los dueños del camino, y si un quad o moto se aparta porque oye el pitido y ve la luz del céntinel, ellos que también lo ven y oyen no se molestan un mínimo para no golpearlos con su auto: “a la próxima se apartarán más”…
  • Éstos que al salir más entrada la mañana sufren más el calor del mediodía y la oscuridad y frío de la noche.
  • Éstos que no tienen tanto tiempo para poder descansar, pues llegan tarde y muchas veces tienen que arreglarse los quads ellos mismos o ayudar al mecánico que les espere en el campamento, luego prepararse su roadbook y poca cosa más les da tiempo a hacer, tirándose al suelo para poder dormir un poco.
Sin duda alguna, para todos estos pilotos, la jornada de descanso de ayer 10 de enero, es más que bien recibida y aprovechada, y más teniendo en cuenta que para motos y quads este año, la tienen justo antes de realizar la primera etapa maratón, en la que cuando lleguen al bivouac no dispondrán de ayuda de mecánicos ni de piezas de recambio en camiones de asistencia.

José Luís Espinosa, el Caballero Negro, nos cuenta un poco cómo ha sido esta primera semana para él:

1ª Etapa: “Estoy muy contento con cómo he iniciado el Dakar este año con respecto a las sensaciones de la pasada edición". Terminó en la 36ª posición a 00:23:59’ de Ignacio Casale, 1º en esta etapa. Su estrategia fue la elección de una configuración dura en sus amortiguadores.

2ª Etapa: Tan solo 16 kilómetros después de arrancar la etapa, surgían los primeros problemas con el embrague del quad del piloto de Arroyomolinos (Madrid). José Luis Espinosa no tuvo más remedio que contactar con CAN-AM en España a través del teléfono satélite y, después de 1 hora y 45 minutos en la cuneta, pudo volver a la carrera. Esto le llevó a la última posición de la general sumando 3 horas de penalización por el hecho de no haber podido terminar la etapa al ser neutralizada la carrera a partir del CP3: "Ha sido una carrera durísima, hacía mucho calor y yo estaba muy cansado. Iba el último y me enfrentaba a toda la estela que iban dejando los coches y al final he vuelto a tener otro problema, uno de tipo eléctrico. Los coches me pasaban por encima y me he tenido que tirar dos o tres veces a la cuneta, casi como si se tratase de una piscina, para que no me atropellaran. Lo positivo es que seguimos dentro del Dakar y ahora lo importante es hacer algo de cena, ducharme e intentar dormir, porque hoy ha sido terrible".José Luís bajaría a la última posición (39º) a 07:16:34’ del primer clasificado, Rafal Sonik

3ª Etapa: Antes de comenzar la tercera etapa, el piloto madrileño tuvo un contratiempo con la navegación y la escasez de gasolina y a punto estuvo de no llegar a la salida. Partió con 35 minutos de retraso. Sin embargo, Espinosa apuntó: "Pese a todo, estoy contento con las sensaciones y con cómo ha respondido el vehículo. He adelantado a uno y, de no ser por las penurias, estaría más arriba. Ha sido una etapa de mucha piedra y navegación y, si la suerte me respeta, espero adelantar a más pilotos en las etapas sucesivas".El Caballero Negro terminó la etapa en el puesto 36, la misma posición que ocupa en la clasificación general, en la que se encuentra a 9 horas y 55 minutos del líder, el uruguayo Lafuente.

4ª Etapa: En la cuarta etapa, disputada entre Chilecito y Copiapó, la carrera llegaba por primera vez en esta edición al desierto. Antes de disputar la especial, llevaron a cabo un enlace de más de 600 kilómetros que tardaron más de ocho horas en recorrer. El Caballero Negro llegó a la salida junto con el piloto de motos francés Frederick Millet. Ambos decidieron transitar muy cerca en la especial por si surgían los problemas. Y éstos no tardaron en llegar por la dureza del terreno. Millet sufrió varias caídas y tuvo que ser socorrido repetidas veces por el de Arroyomolinos. Cuando llegaron a un grupo de tres o cuatro motos, Espinosa decidió tirar acelerar ya que, como al final sucedió, preveía que se le iba a hacer de noche antes de llegar a la meta.

Lo que no sabía el corredor madrileño de quads es que lo peor estaba por llegar: "Sufrí un llantazo y pude continuar gracias al auxilio de varios aficionados chilenos que me ayudaron a desbarrancar. Se lo agradeceré eternamente. Más adelante caí en un agujero y tuve que desdoblar el manillar del quad con mis propias manos".Ya de noche por el desierto, el piloto español, de 41 años, recorrió los últimos cien kilómetros sin ver absolutamente nada: "He subido dunas de 80 metros que si las llego a ver de día no las subo. A veces se veían camiones a lo lejos que, de repente, desaparecían por culpa de las dunas. No he sufrido tanto en mi vida. El vivac tiene un montón de luces y yo, cuando estaba aquí al lado, no las veía".José Luís conseguía así terminar 32, en la cola de carrera a 03:42:27’ de Rafal Sonik, acumulando 29:32:55’ en la general, a 13:28:00 del primer clasificado. Pese a las penurias propias de un rallye como el Dakar, José Luis Espinosa está contento por seguir en carrera, ha disfrutado lo que ha podido de los espectaculares paisajes y se ha sentido bien sobre la moto en el desierto: "Unas condiciones que odio, pero que creo que se me dan bien".

Comunicarse el piloto con sus responsables de prensa no es nada fácil para éste, pues muchas veces el mismo cansancio y/o falta de tiempo lo imposibilitan. En la 5ª etapa José Luís Espinosa consiguió terminar en la 26ª posición, esta vez ya pudiendo adelantar a algunos de sus rivales, aunque seguiría último en la general.
La 6ª etapa también fue superada por el piloto madrileño terminando en una buena 17ª posición de los 26 pilotos que quedan en carrera. Ha conseguido subir una posición en la general y se encuentra en estos momentos a 21h12m36s de Rafal Sonik y a más de 6 horas del piloto que lleva delante de la clasificación.
Ayer en el campamento de Iquique declara: "Hoy jornada de descanso donde aprovecho el tiempo para revisar todo lo que necesito para poder afrontar una recta final que se presume dura y no exenta de dificultad ".

Seguiremos atentos a su evolución.

Comentarios

  • © Quadtreros.com
  • Tiendadequad.com
  • ProductosUsados.com
  • Quadtreros.net
Contacto - Aviso legal - Política de Privacidad - Información sobre seguridad
Diseño web Netfila